Son, la decepción de no predicar con el ejemplo
Con la derrota por 1-0 que sufrió frente a Suecia en la primera jornada del Grupo F, República de Corea suma cuatro partidos sin ganar desde que a principios de junio cayó en casa a manos de Bosnia y Herzegovina en el último encuentro que disputó en su país. Además, el combinado surcoreano no ha […]
Con la derrota por 1-0 que sufrió frente a Suecia en la primera jornada del Grupo F, República de Corea suma cuatro partidos sin ganar desde que a principios de junio cayó en casa a manos de Bosnia y Herzegovina en el último encuentro que disputó en su país. Además, el combinado surcoreano no ha logrado ver puerta en ninguno de sus tres últimos choques. Frente a los suecos, el seleccionador Shin Taeyong había planteado un partido relativamente ofensivo, con un 4-3-3 en el que Kim Shinwook ocupaba el centro del ataque flanqueado por Hwang Heechan y Son Heungmin. Sin embargo, aunque dominaron el primer tramo del duelo, los Guerreros de Taeguk volvieron a fracasar en su intento de batir al portero rival. “Llevábamos mucho tiempo preparando el partido contra Suecia. Era un compromiso muy importante para nosotros porque se trataba del estreno en el Mundial, pero las cosas no salieron como esperábamos”, declaró Son en exclusiva para la FIFA. “Debo reconocer que el ambiente en la concentración no es el mejor en este momento, pero todavía quedan dos partidos y nos toca prepararlos bien y con una actitud positiva”, añadió.

"No mostré mi mejor versión"

Mientras sus compañeros intentan dejar atrás la decepción del debut y preparan los próximos partidos en su cuartel general de las afueras de San Petersburgo, la estrella del Tottenham Hotspur hace autocrítica. “Obviamente tengo culpa por no marcar, puesto que soy uno de los goleadores del equipo. Mi deber es predicar con el ejemplo y jugar mejor para contribuir a que mis compañeros ganen confianza. Creo que si el equipo no funcionó como debería es porque yo en mi puesto no mostré mi mejor versión”.   Por otra parte, a República de Corea le toca gestionar un problema adicional, ya que el defensa Park Jooho es baja por la lesión que sufrió en la parte posterior del muslo durante el partido de Nizhni Nóvgorod. El percance afectó de manera especial a Son, que ya en Brasil 2014 compartió vestuario con el versátil central del Ulsan Hyundai. “Jooho es uno de mis compañeros favoritos y me duele verlo pasar por un momento así”, confesó el atacante. “Su veteranía lo convierte en una pieza importante para el equipo, por lo que su baja supone una pésima noticia para nosotros. Aunque no pueda jugar más, creo que Johoo será a partir de ahora nuestro mayor apoyo fuera del campo”.

México, la posibilidad de levantarse

Sea como fuere, los Guerreros de Taeguk necesitarán todo el respaldo posible tanto dentro como fuera del terreno de juego si quieren tener opciones de estar en octavos. “Pienso que la afición de nuestro país se habrá sentido muy decepcionada con nuestra actuación, así que es muy importante que nos levantemos y revirtamos el estado de ánimo actual”, insiste Son, que ya piensa en el próximo rival. “La presión es grande porque México tiene un gran equipo que ya ganó a Alemania en la primera jornada. No hace falta decir que el segundo partido será fundamental para nosotros”, concluye.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *