Wagué, el chico récord africano que ilusiona a Senegal
25 jun. 2018 [youtube https://www.youtube.com/watch?v=7Jz4lwHrkt0?enablejsapi=1&autoplay=False] Por Cynthia Nzetia, con Senegal La calidad no entiende de edades. Y el caso de Moussa Wagué es un ejemplo más que ilustrativo. A sus 19 años y ocho meses, el lateral derecho de Senegal se ha convertido en el jugador africano más joven que marca en la historia del Mundial. […]
[youtube https://www.youtube.com/watch?v=7Jz4lwHrkt0?enablejsapi=1&autoplay=False]
Por Cynthia Nzetia, con Senegal
La calidad no entiende de edades. Y el caso de Moussa Wagué es un ejemplo más que ilustrativo. A sus 19 años y ocho meses, el lateral derecho de Senegal se ha convertido en el jugador africano más joven que marca en la historia del Mundial. “Ah, pues es la primera noticia que tengo, no lo sabía. ¿Seguro que ese dato es correcto? Soy el africano más joven que marca en un Mundial… ¡Es algo enorme!”, dice asombrado a la FIFA el benjamín de la selección senegalesa. Con 19 años y 263 días, ha batido el récord del ghanés Haminu Draman, quien tenía 20 años y 82 días cuando le marcó a Estados Unidos en 2006. Y además de conseguir un gol, Moussa Wagué respondió a las expectativas que había depositadas en él con un gran desempeño global ante Japón. El lateral derecho del KAS Eupen, oriundo de Bignona, rindió como un verdadero veterano, en opinión de Cheikhou Kouyaté. Protagonizó varias internadas por el carril derecho, interrumpió las combinaciones entre Takashi Inui y Yuya Osako, los atacantes japoneses, e incluso transmitió a sus compañeros las instrucciones del seleccionador, Aliou Cissé. “El entrenador confía en mí, no puedo decepcionarle. Al principio de la temporada sufrí una grave lesión de espalda y me llamó muchas veces para saber qué tal me iba”, dice sonriendo.
[youtube https://www.youtube.com/watch?v=TLS1JQ7qtpI?enablejsapi=1&autoplay=False]
El joven defensor, que sustituyó al experimentado Lamine Gassama en el once senegalés, no es de los que se esconden, y se esfuerza por tomar la iniciativa. Ante el cuadro asiático, Wagué supo situarse a la perfección en el área para aprovechar de forma instintiva el centro de Youssouf Sabaly. “Ni siquiera puedo describir el gol. Me llegó el balón, vi el arco, tiré y marqué. ¡Y entonces la cabeza me dio vueltas! Era mi primer gol en un Mundial, no podía soñar con algo más grande”. Pese a todo, y aunque su prestación individual fue más que notable, Senegal no quedó en absoluto satisfecho con el resultado del encuentro. “Marcamos dos veces y fuimos dos veces por delante en el marcador, pero Japón nos empató dos veces. Le cedimos la posesión del balón y nos metió en un ritmo engañoso, eso provocó despistes momentáneos por nuestra parte. El rival dominó durante bastantes periodos, y lo acabamos pagando”, se lamenta. Wagué y los Leones de la Teranga están ahora firmemente decididos a aprovechar todas sus opciones frente a Colombia, cuya victoria sobre Polonia ha dejado el Grupo H totalmente abierto. Senegal suma un punto más que los Cafeteros, y obtendría la clasificación para octavos de final con un empate o una victoria. Los nipones jugarán a su vez ante el conjunto polaco, ya eliminado. “Este partido es una final. Todos dependen de sí mismos. Y Colombia es un adversario potente, aunque nosotros vamos a darlo todo para ganar”, advierte el senegalés, más motivado que nunca.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *