UNA MUESTRA EN HOMENAJE A LO QUE EL FUEGO SE LLEVÓ
Curada por Rodolfo de Athayde y Ania Rodriguez, Construções Sensíveis: The Latin-American Geometric Experience in the Ella Fontanals-Cisneros Collection lleva a Brasil una exploración acerca de la abstracciónlatinoamericana. Además, la muestra que se lleva a cabo en el Centro Cultural Banco do Brasil Rio de Janeiro hasta el 27 de septiembre, hace hincapié sobre el importante legado […]
Curada por Rodolfo de Athayde y Ania Rodriguez, Construções Sensíveis: The Latin-American Geometric Experience in the Ella Fontanals-Cisneros Collection lleva a Brasil una exploración acerca de la abstracciónlatinoamericana. Además, la muestra que se lleva a cabo en el Centro Cultural Banco do Brasil Rio de Janeiro hasta el 27 de septiembre, hace hincapié sobre el importante legado del concretismo brasileño y de los movimientos del nuevo concretismo.
UNA MUESTRA EN HOMENAJE A LO QUE EL FUEGO SE LLEVÓ
Por una parte, con relación a estas vertientes de las artes plásticas latinoamericanas y, sobre todo, brasileñas,  Construções Sensíves exhibe la poesía abstracta que floreció como consecuencia en el país desde los años 30 en adelante. Este diálogo entre las diferentes tendencias artísticas pone en perspectiva los detalles específicos y las contribuciones que Brasil ha hecho a las experiencias geométricas como parte de un contexto regional y no como un caso aislado. Por otra parte, la exposición ofrece un espacio para el diálogo entre artistas y colectivos de países latinoamericanos como Argentina, Uruguay, Cuba, Venezuela, Colombia y México –además de Brasil, obviamente. Más allá de los vínculos históricos que pueda haber entre las regiones, los vínculos se establece desde las tendencias derivadas del constructivismo como un paradigma estético. El "deseo constructivo" que inspira a estos artistas proporciona la base para los discursos singulares que cada grupo defiende. Desde el núcleo que se formó en Uruguay en torno a la figura de Joaquín Torres-García, centrado en su intenso intercambio de ideas con los argentinos del grupo Madi, y pasando por los estudios visuales del arte óptico y la cinética, hasta las diferentes facetas del concretismo, las obras ofrecen una vista de la pluralidad de las rutas que recorrieron los artistas. Por último, y no menos importante, la exposición surge como un homenaje –si se quiere sutil- a la muestra Arte Agora III, América Latina: Geometrica sensível, presentada en el Museo de Arte Moderno de Río de Janeiro en 1978. Muchos de los artistas presentados en ese evento histórico que fue víctima del fuego están presentes en esta nueva muestra como una representación de las tendencias pioneras en la región.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *