¿Cómo funcionan las cámaras digitales?
El proceso de formación de una imagen captada a través de una cámara digital se traduce de la siguiente manera: la luz entra por el objetivo de la cámara, atraviesa algunos filtros (dependiendo del modelo de la cámara) hasta ser captada por un sensor electrónico de imagen (CCD), formado por una multitud de receptores fotosensibles […]
El proceso de formación de una imagen captada a través de una cámara digital se traduce de la siguiente manera: la luz entra por el objetivo de la cámara, atraviesa algunos filtros (dependiendo del modelo de la cámara) hasta ser captada por un sensor electrónico de imagen (CCD), formado por una multitud de receptores fotosensibles llamados «fotodiodos». Estos transforman el estímulo lumínico en una señal eléctrica que es descodificada en códigos numéricos binarios (una serie de cadenas de ceros y unos) por un conversor analógico-digital (ADC), el que se encarga de convertir la imagen original en una imagen digitalizada para su procesamiento o impresión. Al tomar una fotografía, esta información queda almacenada en la tarjeta de memoria del dispositivo, la que guarda la imagen como un archivo digital, constituido por pixeles y puede ser visto de inmediato en el visor de la cámara; o bien, este archivo puede traspasarse a un computador y ser descodificado mediante el uso de programas computacionales para que la fotografía sea retocada o editada.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *