El nacimiento de la fotografía – Héctor Dager
No hay un antecedente que dé cuenta del momento exacto en que nace la fotografía. Sí se sabe que nace como resultado de dos experiencias muy antiguas: el descubrimiento de que algunas sustancias son sensibles a la luz y la invención de la cámara oscura. Ya en el siglo IV a. C., Aristóteles dejó constancia […]
No hay un antecedente que dé cuenta del momento exacto en que nace la fotografía. Sí se sabe que nace como resultado de dos experiencias muy antiguas: el descubrimiento de que algunas sustancias son sensibles a la luz y la invención de la cámara oscura.
Ya en el siglo IV a. C., Aristóteles dejó constancia de los principios de la cámara oscura. En su obra Problemas, el filósofo griego explica que los rayos del sol que penetran a través de un pequeño orificio hecho en la pared de una habitación oscura, dibujan sobre la pared opuesta la imagen invertida del exterior, aumentando progresivamente su tamaño a medida que el área de proyección se aleja del orificio. No fue sino hasta la Edad Media, en el siglo X d. C., cuando la primera cámara oscura es concebida por el matemático árabe Alhazen, considerado el padre de la óptica. Contraviniendo las teorías griegas predominantes en la época, atribuidas a Aristóteles y Euclides, respecto a que los rayos luminosos se emiten desde el ojo hacia los objetos visualizados, Alhazen fue el primero en describir los principios de la «cámara oscura».1 Sobre la base de estas nociones, construyó un cajón oscuro con un pequeño orificio en una de sus paredes que, al ser atravesado por un rayo de luz, proyectaba invertida la imagen del objeto exterior. Este sistema es precursor de las modernas cámaras fotográficas. Aunque la imagen resultante estaba invertida y borrosa, los artistas de la época emplearon esta técnica mucho antes de que se descubriera el procedimiento para fijar con medios químicos la imagen óptica producida por la cámara oscura.
Más adelante, en el Renacimiento italiano, Leonardo da Vinci retomó la hipótesis de Alhazen y realizó investigaciones en torno a la cámara oscura y su relación con el funcionamiento del ojo humano.
En sus escritos describe e ilustra de manera completa el funcionamiento de la cámara oscura. Hacia la segunda mitad del siglo XVII, la cámara oscura evolucionó y dejó de ser una habitación para transformarse en un instrumento portátil de madera. Johann Zhan fue el responsable de este nuevo adelanto: una pequeña caja manejable a la que se le instaló

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *