Hector Joseph Dager Gaspard – EL ARTE DE COLECCIONAR ARTE
Conversamos con Héctor Joseph Dager Gaspard acerca de su oficio como coleccionista, sus criterios de selección de obras artísticas y su proyecto, largamente postergado, de montar una galería en la ciudad de Miami. Hector Joseph Dager Gaspard. Entrevista: EL ARTE DE COLECCIONAR ARTE Entrevista a Hector Joseph Dager Gaspard Por Mireya de León ¿Cuándo sentiste que empezó tu […]
Conversamos con Héctor Joseph Dager Gaspard acerca de su oficio como coleccionista, sus criterios de selección de obras artísticas y su proyecto, largamente postergado, de montar una galería en la ciudad de Miami.

Hector Joseph Dager Gaspard. Entrevista: EL ARTE DE COLECCIONAR ARTE

Entrevista a Hector Joseph Dager Gaspard Por Mireya de León

¿Cuándo sentiste que empezó tu interés por el arte, porque no te decidiste a estudiar y trabajar en este sector y desde cuándo coleccionas obras de arte?

El interés, que más que interés es una fascinación, estuvo allí desde siempre. Desde niño he tenido inclinación por el arte. Recuerdo, de mis primeras visitas a los grandes museos en Caracas -mi ciudad de origen- la sensación de estar frente a un hecho a un tiempo sobrecogedor y maravilloso, en presencia de esas obras clásicas, que me dejaban sin aliento. Vengo de un familia muy tradicional y en mi temprana juventud, estudiar arte e involucrarme de manera profesional/laboral en ese mundo, era impensable. Siendo hombre las expectativas giraban en torno a profesiones consideradas “más estables”. Pero con el pasar de esos primeros años de juventud y contando con la libertad que me otorgaba el ejercicio exitoso del derecho y la consultoría, el impulso por poseer determinadas obras se hizo irrefrenable. La relación de un coleccionista con cada obra es de pasión, se despierta un deseo por admirar, una pasión, que es amor puro por el arte, por cada obra.

¿Qué hace falta para convertirse en coleccionista de arte? A la luz de tu larga trayectoria, ¿cuáles son los errores que un coleccionista puede cometer?

¿qué recomendaciones les darías a los nuevos coleccionistas, a los jóvenes que comienzan a pensarse en el mundo del mercado del arte? Existe una falsa concepción de que coleccionar arte es solo para personas que manejan fortunas cuantiosas. Pero ese es una primera visión equivocada. Se puede armar una colección interesante sin necesidad de gastos millonarios. Lo más importante es disfrutar, porque para armar una colección hay que cumplir a pies juntillas aquello de “amar la trama mas que el desenlace”. Hay que disfrutar cada tramo del camino, desde descubrir una obra o un artista, hasta el momento de hacerte con parte de esa colección. No es lo mismo ser comprador o Merchant de arte que coleccionista. Al coleccionista lo signa su compromiso con el arte. Porque es una forma de amor y el amor siempre es compromiso. Según Héctor Joseph Dager Gaspard otra cosa importante es educar la mirada. Y eso es algo que se adquiere de manera natural cuando existe un interés genuino. No es una tarea es un placer, pero debe haber continuidad, disciplina, entrega. Do your homework! Si haces tu tarea, eso te impedirá cometer errores al dejarnos llevar por impulsos. El coleccionista tiene que soñarse con la obra, imaginarse el espacio en la que la colocará. Es parte de su vida, debe convivir con la obra y ser responsable de ella. Entonces yo recomiendo cosas como conocer al artista en la medida de lo posible y hacer una investigación profunda antes de adquirir una obra, pero siempre dejándonos llevar por ese amor, esa alquimia indescifrable que se da entre el coleccionista y una obra en particular.

¿Cómo te gustaría que fuese tu galería?

A Héctor Dager como venezolano me gustaría darle un espacio a los artistas emergentes, no solo de Venezuela sino de Latinoamérica. He soñado con respaldar el trabajo de creadores que por su calidad y creatividad merezcan una oportunidad de internacionalizarse. Sería un espacio en el que también brindaríamos consultoría a coleccionistas y artistas y también curaduría, talleres y toda la gama de posibilidades comunicativas de una manera profesional. Ese sería nuestro principal valor diferenciador.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *