#WorldCupAtHome: Una remontada inspirada por Baggio
Revive partidazos míticos en YouTube con #WorldCupAtHome Vuelve a ver partidos de los Mundiales masculino y femenino Repasamos el Nigeria-Italia de 1994, donde deslumbró Baggio Los octavos de final de la Copa Mundial de la FIFA Estados Unidos 1994™ depararon un fascinante duelo entre Nigeria e Italia. Como tricampeones mundiales y medallistas de bronce en […]
  • Revive partidazos míticos en YouTube con #WorldCupAtHome
  • Vuelve a ver partidos de los Mundiales masculino y femenino
  • Repasamos el Nigeria-Italia de 1994, donde deslumbró Baggio
Los octavos de final de la Copa Mundial de la FIFA Estados Unidos 1994™ depararon un fascinante duelo entre Nigeria e Italia. Como tricampeones mundiales y medallistas de bronce en la edición anterior, los Azzurri partían como favoritos contra unas Súper Águilas que estaban disputando su primera fase final mundialista. Y aunque Nigeria estuvo muy cerca de dar una de las campanadas más sonoras del campeonato, al final salió airosa Italia tras la prórroga con Roberto Baggio como héroe, allanando el camino hacia su presencia en una nueva final.

📝 El resumen

 Nigeria 1-2 Italia  (Italia gana tras la prórroga)

5 de julio de 1994 | Foxboro Stadium, Boston

⚽ Goleadores:

Nigeria (Emmanuel Amuneke 25’) | Italia (Roberto Baggio 88’, 102’ PEN.)

Alineaciones:

Nigeria: Peter Rufai (c), Augustine Eguavoen, Uche Okechukwu, Chidi Nwanu, Michael Emenalo, Jay Jay Okocha, Emmanuel Amuneke (Thompson Oliha 57’), Sunday Oliseh, Finidi George, Rasheed Yekini, Daniel Amokachi (Mutiu Adepoju 35’) Italia: Luca Marchegiani, Antonio Benarrivo, Alessandro Costacurta, Paolo Maldini (c), Roberto Mussi, Demetrio Albertini, Nicola Berti (Dino Baggio 45’), Roberto Donadoni, Roberto Baggio, Daniele Massaro, Giuseppe Signori (Gianfranco Zola 65’)

👇 El contexto

Después de sufrir sucesivas decepciones en la fase de clasificación africana, Nigeria accedió por primera vez a un Mundial en Estados Unidos 1994. Tras quedar encuadradas en un grupo complicado junto a Argentina, Grecia y Bulgaria, las Súper Águilas superaron todas las expectativas para encabezar el cuarteto con sendas victorias sobre Bulgaria y Grecia y una ajustada derrota ante Argentina, alcanzando los octavos de final en su debut mundialista. Italia, entretanto, pasó más apuros para llegar a octavos. Las cuatro selecciones del Grupo E (México, República de Irlanda, Noruega e Italia) empataron a puntos (4) y a diferencia de goles, y los Azzurri pasaron a la segunda fase por haber marcado un gol más que los noruegos.
Nigeria’s Jay Jay Okocha dribbles past Italy’s Alessandro Costacurta
© Getty Images

⚔ El partido

Tres claves marcaron el duelo:

Un cambio en el equilibrio de fuerzas: Pese a haber dejado atónito al público del Foxboro Stadium de Boston tras marcar el primer gol del encuentro, Emmanuel Amuneke fue sustituido en el minuto 57 por decisión de su seleccionador Clemens Westerhof, que ya había reemplazado a Daniel Amokachi tras apenas 35 minutos. Estos cambios aliviaron la presión sobre la zaga italiana y permitieron que los Azzurri arrebataran la batuta del juego a su rival, que cada vez se replegaba más defensivamente esperando que pasasen los minutos. Misión improbable: La empresa de Italia se complicó más aún en el minuto 76, cuando Gianfranco Zola fue expulsado a los 12 minutos de haber salido desde el banquillo. En su intento por recuperar el balón, el pequeño delantero realizó lo que fue considerado como una entrada violenta sobre Augustine Eguavoen. Convencido de que no se merecía una tarjeta roja, un aturdido Zola se derrumbó sobre sus rodillas negando una y otra vez, oponiéndose inicialmente a marcharse del campo hasta que los jugadores de Nigeria lo tranquilizaron. Un error evitable: Tras haber puesto su granito de arena en la tarjeta roja a Zola, el propio Eguavoen regaló a Italia un penal derribando a Benarrivo dentro del área. Baggio convirtió con sangre fría lo que acabó siendo el gol de la victoria. Después del encuentro, Eguavoen admitió que su fatídica acción había sido innecesaria: “Perdimos el partido por esa pena máxima, y podría haber evitado el error que la provocó”.
GIANFRANCO ZOLA OF ITALY IS SHOWN THE RED CARD
© Getty Images

🌟 La estrella

Tras unas actuaciones poco convincentes en la fase de grupos, donde no logró marcar, Roberto Baggio se erigió en el salvador de Italia contra Nigeria con un valiosísimo gol del empate a dos minutos del final del tiempo reglamentado. Al referirse más tarde a ese tanto, la Coleta Divina declaró: “Liberó toda la tensión a la que estaba sometido, y después de eso empecé a jugar con mayor comodidad”. De hecho, el italiano acabó marcando también el gol de la victoria en la prórroga, al convertir un penal con un disparo raso que engañó a Rufai y entró tras tocar en el poste.

🎙 Lo que se dijo

“El Mundial empieza ahora; no sólo para mí, sino también para Italia”. Roberto Baggio, tras su doblete contra Nigeria “Me imaginé subiendo la escalera del avión hacia un lugar desconocido”. Arrigo Sacchi, seleccionador de Italia, al preguntarle qué pasaba por su mente a 15 minutos de concluir el tiempo reglamentado. “El partido nunca se acaba hasta que suena el pitido final. No se echan las campanas al vuelo antes de tiempo. Estábamos reteniendo el balón y pasándonoslo uno a otro de forma constante, pero perdimos la concentración en un momento determinado. Cuando te enfrentas a jugadores como Baggio, te hacen pagar esa clase de errores”. Finidi George, centrocampista de Nigeria.
Roberto Baggio scores past Peter Rufai
© imago images

🔜 Qué pasó después

Baggio mantuvo su espléndido momento de forma en los siguientes encuentros. En cuartos de final marcó el tanto de la victoria contra España, antes de firmar otro doblete contra Bulgaria que dio a su selección el pase a la final contra Brasil. Sin embargo, los sueños italianos quedaron hechos añicos en el choque por el título cuando, en un momento que los tifosi jamás olvidarán, Baggio falló el lanzamiento decisivo en la tanda de penales. Nigeria, por su parte, regresó a Estados Unidos dos años después para colgarse la medalla de oro en el Torneo Olímpico de Fútbol masculino de Atlanta 1996. Aquel joven combinado contaba con 5 miembros del equipo de 1994 que registró el mejor resultado de las Súper Águilas en un Mundial (igualado en otras dos ediciones).

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *