Sarah Essam, la reina egipcia del Stoke City
Sarah Essam ama el fútbol desde muy niña y ha sacrificado mucho por él Se marchó a Inglaterra para fichar por el Stoke City La estrella egipcia compagina el fútbol con sus estudios de Ingeniería Sarah Essam saltó a los titulares en 2017 tras convertirse en la primera mujer egipcia y árabe en jugar en […]
  • Sarah Essam ama el fútbol desde muy niña y ha sacrificado mucho por él
  • Se marchó a Inglaterra para fichar por el Stoke City
  • La estrella egipcia compagina el fútbol con sus estudios de Ingeniería
Sarah Essam saltó a los titulares en 2017 tras convertirse en la primera mujer egipcia y árabe en jugar en la Women’s Super League inglesa. La delantera del Stoke City es la primera futbolista egipcia en jugar profesionalmente en Europa. Mientras cumple la cuarentena en El Cairo, charló con FIFA.com de su floreciente carrera, su apodo y sus metas futbolísticas y académicas.

Reto y elección

“Mientras iba creciendo, jugaba al fútbol con mi hermano. Era la única chica entre un grupo de chicos que le daban patadas al balón. Me gustaba el fútbol, aunque se me daba muy bien el baloncesto; pero me encantan los retos por naturaleza, así que no dudé a la hora de optar por el fútbol por encima de todos los demás deportes”. “Con el tiempo fui adquiriendo más habilidades al competir con chicos, hasta que llegué a ser mejor incluso que ellos. Era un sentimiento bonito cuando los chicos reconocían mis cualidades futbolísticas; máxime en una sociedad que siempre ha considerado el fútbol como un ‘deporte de chicos’. Me topé con cierta resistencia de mi familia, que al principio pensaba que el fútbol no sería el entorno adecuado para mí”, añade. Sarah siguió recorriendo ese arduo camino y decidió fichar por el Wadi Degla, donde pronto dio el salto al primer equipo. No tardó en ser llamada por la selección, aunque se quedó a las puertas de formar parte del equipo que disputó la Copa Africana de Naciones 2016.

Los primeros pasos

Sin embargo, Sarah no se rindió, pues creía que sus esfuerzos acabarían dando fruto. Decidió hacer las maletas y acompañar a su hermana a Inglaterra para buscar hacer pruebas en equipos ingleses. “Llamé a todas las puertas y acabé haciendo pruebas en varios clubes distintos, hasta que finalmente fiché por el Stoke City en 2017. Me hizo muy feliz llegar a un punto en el que podía mostrar de lo que era capaz”. Pese a las diferencias entre la vida en Egipto e Inglaterra, era consciente de que adaptarse a su nuevo entorno iba a ser un requisito previo para el éxito: “Sabía que iba a ser difícil, pero psicológica y mentalmente estaba motivada para hacer esa importante transición. Tengo que admitir que esta rápida adaptación no habría sido posible sin la ayuda de mis compañeras de equipo”. Está disfrutando de su experiencia en Inglaterra, donde la emoción de la WSL le recuerda a los partidos de la Premier League que veía por televisión en Egipto cuando era pequeña. “Sí, el fútbol femenino ha crecido extraordinariamente en los últimos años. Todas las jugadoras saben que muchos aficionados las están observando y esperan ver calidad en el campo. Creo que trabajamos muy duro y que demostramos nuestras cualidades en los encuentros; y eso motiva a los aficionados para venir a animarnos”.

Ambiciones y sueños

Ser profesional implica dedicarse al fútbol a tiempo completo, pero eso no ha impedido a Sarah renunciar a sus metas académicas. “He invertido muchos esfuerzos en el fútbol, pero en ningún momento abandoné mis estudios universitarios. Estoy estudiando Ingeniería Civil en Inglaterra. Pese a que mucha gente me decía que sería difícil conciliar el fútbol y la universidad, decidí asumir el reto. Quiero servir a mi país como futbolista profesional, y también sacarme un título universitario para mi futuro”. “Mi jornada empieza temprano. Me preparo mis comidas para todo el día a las 6 de la mañana. Luego tomo el tren a la universidad, que está situada en otra ciudad; y desde ahí me vuelvo luego a Stoke. Normalmente desayuno en el tren, donde también estudio. He decidido dedicar mi vida a mis pasiones. Ni siquiera en vacaciones estoy en mi sofá viendo la televisión, sino más bien haciendo ejercicio para mantenerme en forma. No lo veo como un sacrificio. Estoy haciendo lo que más me gusta”, continúa.
Stoke City player Sarah Essam

Se cosecha lo que se siembra

Su esfuerzo tuvo sus frutos y en 2018 ganó el “Premio a la Mujer Árabe del Año: Éxito en el Deporte” de la London Arabia Organisation. “Estoy muy orgullosa de haber ganado el premio, sobre todo porque soy la primera egipcia en recibirlo. Mis actuaciones llamaron la atención de muchas personas e instituciones. Incluso recibí una oferta de la BBC para comentar la ceremonia de los Premios de la CAF 2018 en la que Salah ganó el premio al Jugador Africano del Año. También formé parte del equipo de comentaristas para la Copa Africana de Naciones 2019 celebrada en Egipto. Esas experiencias me hicieron tener más confianza para seguir trabajando en diversos ámbitos”. 2019 difícilmente podría haber sido un mejor año para la joven egipcia, ya que marcó 12 goles en 12 partidos para erigirse en la máxima artillera del Stoke City. “El solo hecho de jugar en Inglaterra ya habría sido un gran primer paso en la carrera a la que aspiro, pero convertirme en la máxima goleadora de mi equipo en la liga es algo grandioso, y me motivará para seguir trabajando duro”. “Espero aprovechar estos logros y experiencias para poder transmitírselo todo a las demás jugadoras egipcias. El fútbol femenino ha venido teniendo bastantes dificultades, y espero que la Federación Egipcia de Fútbol le dé más apoyo. Los esfuerzos a largo plazo nos traerán el éxito, y espero que mis compañeras de selección y yo podamos clasificar a Egipto para el Mundial”.
Egypt's Sara Essam receiving the 2018 Arab Woman of the Year award

Un cumpleaños inolvidable

Sarah está pasando la cuarentena en un hotel, y allí celebró su 21º de una forma especial. “Pensaba que lo celebraría con mi familia cuando todo esto acabase; especialmente porque me enviaron algunas tarjetas de cumpleaños. Sin embargo, oí que llamaban a mi puerta y, cuando la abrí, vi a un grupo de empleados que llevaban una tarta con forma de campo de fútbol. También había un regalo: una equipación de entrenamiento para utilizarla en la habitación. Me puse tan contenta que creo que jamás olvidaré esa experiencia”, nos asegura.

La reina egipcia

Al preguntarle por su apodo y por una foto que compartió en Instagram posando junto a una reina de ajedrez en un tablero gigante al aire libre, Essam nos explica: “Mo Salah y yo nos mudamos a Inglaterra el mismo año; incluso fichamos por el Liverpool y por el Stoke el mismo mes. Después de que el cántico sobre Mo en el Liverpool se hiciese muy popular, los hinchas del Stoke empezaron a cantarme uno parecido que dice: 'Oh Sarah, la reina egipcia'. Me consideran la versión femenina de Mo, es genial. No hay nada que supere a que te llamen la reina egipcia”.
Sara Essam Egypt and Stoke City player

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *