Héroes por un día
El italiano Fabio Grosso marcó el penal decisivo en la final de Alemania 2006 Antes y después de él, otros jugadores también fueron héroes inesperados Repasamos sus goles decisivos en la Eurocopa y la Copa Mundial de la FIFA Hace 14 años, Fabio Grosso transformó el penal decisivo de la final de la Copa Mundial […]
  • El italiano Fabio Grosso marcó el penal decisivo en la final de Alemania 2006
  • Antes y después de él, otros jugadores también fueron héroes inesperados
  • Repasamos sus goles decisivos en la Eurocopa y la Copa Mundial de la FIFA
Hace 14 años, Fabio Grosso transformó el penal decisivo de la final de la Copa Mundial de la FIFA 2006™. De un potente disparo, propició que la Squadra Azzurra añadiese una cuarta estrella a su elástica e inscribió de paso su propio nombre entre las leyendas históricas del fútbol italiano. Sin embargo, ningún elemento permitía pronosticar que el lateral izquierdo fuese a convertirse en el salvador de su selección. “De Rossi quería ser el cuarto en lanzar y luego me dijo que iba a tirar el tercero y dejarle el siguiente a Del Piero. Hacía falta un quinto lanzador. Miré a Fabio Grosso y le indiqué que iba a ser el quinto. Él me preguntó ‘¿yo?’ y le dije que sí, porque había conseguido el penal contra Australia en el minuto 90 y también marcó el gol contra Alemania en el 118. Le dije que iba a tirar de último y él me respondió ‘vale”, explicaría su seleccionador, Marcello Lippi. De este modo, el protagonismo regresó a un jugador acostumbrado a actuar en un segundo plano. Antes y después de él, otros llegaron a acaparar titulares sin estar en un principio entre las estrellas de su combinado nacional. Repasamos sus logros.
Fabio Grosso scores the last penalty of the 2006 World Cup Final
© Getty Images

Fabio Grosso

Final del Mundial de 2006, ante Francia

¿De dónde venía? Era una pieza importante en el Palermo que obtuvo la clasificación para la Copa de la UEFA en 2006, por lo que fue convocado para el Mundial. Marcello Lippi lo alineó como titular en la defensa junto a Fabio Cannavaro, Gianluca Zambrotta y Alessandro Nesta (o Marco Materazzi tras la lesión de este último). El momento de gloria Grosso hizo un Mundial perfecto. En primer lugar en la defensa, puesto que la retaguardia de la que formó parte únicamente recibió dos goles. Además, protagonizó dos momentos estelares. Primero resolvió en el minuto 118 una tensa semifinal frente a Alemania, país anfitrión, y más tarde batió a Fabien Barthez en el decisivo penal que certificaría el título mundial de su país. Suele citarse a Cannavaro, Totti, Pirlo o Buffon, pero Grosso fue clave para que Italia se proclamase campeona del mundo. ¿Qué sucedió luego? La temporada siguiente fichó por el Inter de Milán por una campaña, para luego incorporarse al Lyon. Seguiría jugando con Italia. Desde 2017 es técnico: empezó su trayectoria en el Bari, posteriormente entrenó al Hellas Verona y más tarde al Brescia.
Toto Schillaci during the 1990 World Cup
© Getty Images

Salvatore Schillaci

Mundial de 1990

¿De dónde venía? Después de debutar en el Mesina, fichó por la Juventus de Turín, en el que realizó una excelente temporada 1989/1990, lo que le valió ser seleccionado por primera vez por Italia y participar en el Mundial de 1990 que iba a celebrarse en su país. El momento de gloria Fue el ídolo de toda una nación durante un mes. Tras ser suplente en los dos primeros partidos, fue consolidándose en el equipo hasta convertirse en titular indiscutible. Seis goles más tarde, Schillaci se llevó los trofeos de mejor jugador y máximo goleador y una medalla de bronce. Se erigió en estrella de aquel Mundial, al mismo nivel que Diego Armando Maradona o Lothar Matthaeus. ¿Qué sucedió luego? Él mismo lo dijo: “Mi carrera, en cierto modo, duró tres semanas”. Desde 1991 no volvería recibir la llamada de la Squadra Azzurra. Cambió la Juve por el Inter de Milán, antes de poner rumbo a Japón, donde colgó las botas.
Cristiano Ronaldo and Eder after the Euro 2016 final
© Getty Images

Eder

Final de la EURO 2016, ante Francia

¿De dónde venía? El delantero portugués ha militado en diversos clubes lusos, aunque donde más tantos anotó fue en el Sporting de Braga. Tras una deslucida media temporada en el Swansea, fichó por el Lille. Actualmente juega en el Lokomotiv de Moscú. El momento de gloria Aquel 10 de julio de 2016, día de la final de la Eurocopa, ante Francia, Eder no fue titular. A Portugal las cosas no le estaban saliendo según lo planeado: Cristiano Ronaldo se lesionó antes de la media hora de juego y fue reemplazado por Ricardo Quaresma. En el minuto 79 entró Eder, que únicamente había marcado tres goles con la selección. El artillero dio a Portugal su primer gran título al ver puerta en el 109'. ¿Qué sucedió luego? Desde entonces, Eder solo ha marcado otro tanto con Portugal y no es convocado habitualmente. En el fútbol de clubes tampoco está teniendo grandes registros, con apenas 20 dianas en sus últimas cuatro temporadas en Francia y Rusia.
Ilhan Mansiz after his goal against Senegal in quarter-final of the 2002 World Cup
© Getty Images

Ilhan Mansiz

Cuartos de final del Mundial de 2002, ante Senegal

¿De dónde venía? Este delantero turco formado en Alemania se dio a conocer en el Besiktas, donde sus actuaciones le abrieron las puertas del Mundial de Corea/Japón 2002. El momento de gloria Pasó a ser una leyenda del fútbol turco no por un partido, sino por dos. El primero fue la eliminatoria de cuartos frente a Senegal, en la que anotó el último gol de oro de la historia de la competición. En el minuto 94, batió a Tony Sylva y situó a Turquía en semifinales. Unos días más tarde, en el partido por el tercer puesto, firmó un doblete y permitió a los suyos colgarse la medalla de bronce. ¿Qué sucedió luego? Las múltiples lesiones que sufrió lastraron su carrera. Al igual que Eder, solo marcaría otro gol con su selección y posteriormente decidió cambiar de disciplina deportiva, optando por el patinaje artístico de parejas.
Henrik Larsen scores against Netherlands during the 1992 Euro
© imago images

Henrik Larsen

Semifinal de la EURO 1992, frente a Países Bajos

¿De dónde venía? Tras comenzar su trayectoria sin hacer ruido en varios clubes daneses, Larsen fichó por el Pisa. Solo disputó 41 partidos y no consiguió más que un gol, aunque eso no impediría su convocatoria para la Eurocopa 1992. El momento de gloria En semifinales, frente a la Oranje de Bergkamp, Rijkaard, Gullit y Van Basten, Henrik Larsen hizo un partido perfecto. Marcó un doblete que permitió a los daneses resistir ante los vigentes campeones de Europa. El tiempo reglamentado terminó con un empate 2-2 y el duelo tuvo que decidirse en los penales. Fue el primer lanzador de su equipo y no falló. Sí lo haría Van Basten, lo que clasificó a Dinamarca para la final. ¿Qué sucedió luego? Dinamarca ganó su único gran trofeo tras vencer a Alemania en el choque por el título. Luego la carrera de Larsen fue a menos. Regresó a su país y no volvió a marcar con la selección.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *