Abdurabu quiere coronar nuevas cumbres con Yemen
Yemen conserva opciones en el Grupo D de los clasificatorios de Catar 2022 El defensa Mudir Abdurabu ha disputado todos los partidos de la selección yemení Juega en Catar y confía en alcanzar con sus compatriotas la gran cita mundialista No cabe duda de que el conflicto que asola Yemen desde 2015 eclipsa cualquier otra […]
  • Yemen conserva opciones en el Grupo D de los clasificatorios de Catar 2022
  • El defensa Mudir Abdurabu ha disputado todos los partidos de la selección yemení
  • Juega en Catar y confía en alcanzar con sus compatriotas la gran cita mundialista
No cabe duda de que el conflicto que asola Yemen desde 2015 eclipsa cualquier otra noticia en este país cuyas costas están bañadas por el mar Rojo y el golfo de Adén. Sin embargo, a pesar del sombrío panorama de este periodo de crisis, la mejora de los resultados de la selección nacional yemení durante los últimos dos años ha dado a su pueblo un atisbo de esperanza. El 27 de marzo de 2018, Yemen hizo historia al obtener la clasificación para su primera Copa Asiática de la AFC, la de EAU 2019. Y aunque su paso por el torneo se saldase con tres derrotas en la fase de grupos, a manos de la RI de Irán, Irak y Vietnam, la participación en el certamen permitió poner los cimientos de los avances posteriores. El conjunto del oeste de Asia empezó luego con buen pie la competición preliminar de la Copa Mundial de la FIFA Catar 2022™, al empatar a 2-2 frente a Singapur en Kallang y sumar otro punto ante un peso pesado del continente como Arabia Saudí, para registrar más tarde, en la quinta jornada, su primera victoria en el Grupo D, sobre Palestina.
Mudir Abdurabu in action against Vietnam

Las razones del éxito

Uno de los factores que han contribuido a la mejora de los resultados de los yemeníes es Mudir Abdurabu, defensa de 27 años que ya había participado en los clasificatorios de Rusia 2018, en los que su país cosechó una sola victoria en la fase de grupos de la segunda ronda. FIFA.com ha pedido a Abdurabu que explique los recientes éxitos de Yemen, incluida la clasificación para la Copa Asiática 2019 y su gran inicio de los clasificatorios de Catar 2022. “El secreto del éxito de nuestra selección nacional es el esfuerzo que hemos hecho todos para que el pueblo yemení se sienta orgulloso de nosotros”, dice. “El plantel actual y el que participó en la campaña anterior no se parecen en nada. Es posible que la mayor diferencia sea que ahora hay muchos jóvenes que quieren reivindicarse y que aspiran a hacerlo mejor”, apunta. “Jugar en el extranjero como profesionales también ha contribuido al desarrollo del equipo”, añade el zaguero, quien pasó por Bahréin antes de recalar en Catar en 2018. Además de Abdurabu, juegan en Catar nueve compañeros suyos, mientras que otros lo hacen en Omán, Jordania e Irak. Competir en otras ligas les ha permitido mejorar sus habilidades, y Abdurabu considera que eso ha contribuido a los éxitos cosechados por Yemen. “Jugar al fútbol en el extranjero, sobre todo en la liga catarí, nos ha beneficiado mucho. Es un campeonato profesional y ha atraído a varias grandes estrellas y entrenadores de calidad. Competir contra grandes figuras nos ha beneficiado mucho y también nos ha ayudado a desarrollar nuestro carácter”, señala el defensor del Al Arabi, actualmente cedido en el Al Wakrah.
Mudir Abdurabu in action

Revivir las esperanzas de clasificación

Después de hacer tablas con Singapur y Arabia Saudí, Yemen cayó 5-0 ante Uzbekistán en la tercera jornada del Grupo D, un resultado que supuso todo un mazazo para los discípulos de Sami al Nash. Abdurabu atribuye esa abultada derrota a “la falta de concentraciones en el país y en el extranjero, además de la suspensión del fútbol yemení, que ha provocado un rendimiento irregular”. Tras lograr su primera victoria de la liguilla, contra Palestina (1-0), Yemen sufrió su segundo revés en la siguiente jornada, a manos de Singapur, y bajó a la cuarta posición, a cuatro puntos del líder, Uzbekistán. No obstante, Abdurabu y los suyos tendrán la ocasión de dar un nuevo impulso a sus opciones de clasificación el 8 de octubre, día en que se miden con Arabia Saudí con el objetivo de repetir su sólida actuación de septiembre de 2019, aunque el propio defensor admite que ese compromiso “no va a ser fácil”. “Arabia Saudí es conocida por sus buenos jugadores y es una de las mejores selecciones de Asia. No tiene ninguna presión, porque cuenta con un equipo muy potente y es la favorita de la liguilla. Va a ser un partido muy complicado, aunque espero que nosotros juguemos bien”, anuncia. Sea cual sea el resultado de ese choque o de la campaña clasificatoria, Yemen ya se ha ganado un respeto inmenso gracias a su firme desempeño y a la valentía de sus jugadores, que han mostrado una calidad a la altura de las célebres ágatas del país.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *