Ragomo busca hacer historia
Elliot Ragomo es el jugador de fútbol sala más laureado de Oceanía Figura de Islas Salomón, liderará a los suyos en su 4ª Copa Mundial Los Kurukuru aspiran a pasar a la ronda eliminatoria por primera vez Elliot Ragomo ha conquistado grandes logros en su carrera: lleva una década luciendo los colores de su país; ha sido […]
  • Elliot Ragomo es el jugador de fútbol sala más laureado de Oceanía
  • Figura de Islas Salomón, liderará a los suyos en su 4ª Copa Mundial
  • Los Kurukuru aspiran a pasar a la ronda eliminatoria por primera vez
Elliot Ragomo ha conquistado grandes logros en su carrera: lleva una década luciendo los colores de su país; ha sido capitán en cuatro Copas Mundiales; y es el único nativo de las islas del Pacífico que juega al fútbol sala en la máxima categoría del campeonato brasileño. Y estos son solo algunos de sus hitos personales. Nada mal para un jugador natural de la remota isla de Roviana, a un día en barco de Honiara, la capital de Islas Salomón y centro neurálgico del fútbol local. En estos momentos, el objetivo del capitán de Islas Salomón no es otro que hacer historia guiando a los suyos hasta la fase eliminatoria de la aplazada Copa Mundial de Fútsal de la FIFA Lituania 2021™, que echará a andar en septiembre del año que viene. Será la cuarta participación de los Kurukuruen la cita planetaria, pero incluso llegar hasta ahí es un hito en sí mismo. A diferencia de sus pujantes rivales internacionales, Islas Salomón ni siquiera cuenta con una pista cubierta de fútbol sala a lo largo y ancho del extenso archipiélago. Aun así, tiene en su haber una victoria en la Copa Mundial, lograda en un memorable y emocionantísimo encuentro frente a Guatemala en 2012. Sin embargo, tras dominar Oceanía desde hace más de una década, ahora apuntan más alto.
"Nos hemos encomendado a nuestros entrenadores con el fin de alcanzar la segunda ronda", declaró Ragomo a FIFA.com durante una de sus escasas visitas a su tierra natal, en la Provincia Occidental. "Queremos llegar más lejos que nunca antes y nos estamos empleando a fondo para lograrlo". Bajo la batuta del técnico brasileño Vinicius Laite, los salomonenses, que sobre la cancha lucen un uniforme muy parecido al de los sudamericanos, con su característica camiseta amarillo canario y pantalones azules, se están preparando a conciencia. Ragomo describió los preparativos como "mucho más intensos" que en ciclos mundialistas previos, con la reciente incorporación de un entrenador de fuerza y acondicionamiento al cuerpo técnico. "Teníamos un intenso programa planificado de cara a Lituania antes de que nos golpeara el virus", explicó. "Íbamos a disputar muchos amistosos internacionales, y una vez que todo vuelva a la normalidad espero que lo recuperemos. Nuestro plan es intentar llegar más lejos en esta nuestra cuarta Copa Mundial, y nuestro entrenador había basado la preparación en torno a eso".
Solomon Islands celebrate qualifying for the FIFA Futsal World Cup
© OFC
El fútbol es, con diferencia, el deporte número uno en Islas Salomón. Mientras que el fútbol sala, o los encuentros con equipos reducidos, gozan de mucha más popularidad que en ningún otro lugar del Pacífico. Hay varias estrellas locales que han prosperado en el fútsal, algunos de los cuales también practican el fútbol convencional a 11 al más alto nivel. No obstante, ninguno ha alcanzado las cotas de Ragomo en el fútbol sala. El capitán de los Kurukuru, que llamó la atención de los ojeadores tras la Copa Mundial de Fútsal de la FIFA 2016, describió lo que supone jugar con el Minas Tenis Club contra rivales de la talla de la superestrella brasileña Falcão como "una experiencia inolvidable". "Los partidos de equipos reducidos son muy populares aquí y todo el mundo juega", apuntó nuestro protagonista. "De hecho, es algo que está en pleno crecimiento. Nuestros resultados en Oceanía han contribuido a su popularidad, así que aquí mucha gente lo sigue y lo practica". Islas Salomón tuvo que echar mano de toda su calidad y resiliencia para clasificarse el año pasado en la competición preliminar de la OFC. Hasta dos veces tuvo que remontar y en la final necesitó los penales para imponerse a Nueva Zelanda. El propio seleccionador salomonense, Laite, afirmó que Nueva Zelanda va camino de clasificarse para la próxima Copa Mundial, lo que evidencia aún más el drástico incremento de la calidad en Oceanía. "Nuestro equipo ha tenido siempre mucho carácter, y eso se debe en parte a la experiencia que atesora", aseveró Ragomo. "En ese sentido, tenemos una pequeña ventaja con respecto al resto de países del Pacífico". "Ahora, todo el mundo [en Oceanía] está intentando hacerlo bien y levantar el vuelo. Por eso en Islas Salomón estamos construyendo canchas, implantando programas de entrenamiento y desarrollando ligas".

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *