Al Harash sueña con un Mundial pese a todo
La agitación actual en Libia afecta al fútbol del país La liga está suspendida y la selección juega afuera "En el fútbol no hay imposibles", dice Al Harash Los enfrentamientos y la inestabilidad que reinan en Libia en estos momentos han provocado que la liga nacional lleve suspendida 18 meses. Además, la selección se ha […]
  • La agitación actual en Libia afecta al fútbol del país
  • La liga está suspendida y la selección juega afuera
  • "En el fútbol no hay imposibles", dice Al Harash
Los enfrentamientos y la inestabilidad que reinan en Libia en estos momentos han provocado que la liga nacional lleve suspendida 18 meses. Además, la selección se ha visto obligada a jugar en el extranjero sus partidos como local. Como era de esperar, esto ha afectado a los resultados de los Caballeros del Mediterráneo, que no lograron clasificarse para la última edición de la Copa Africana de Naciones ni de la Copa Mundial de la FIFA™ pese a haber competido valerosamente en ambas fases de clasificación. FIFA.com habló con Zakaria Al Harash, una de las estrellas emergentes de la selección, sobre la repercusión del conflicto en los resultados más recientes de Libia. “En los últimos años, el obstáculo principal es que hemos tenido que jugar fuera de Libia”, señala. “Cuando juegas en el extranjero, las cosas se vuelven más difíciles en el césped, independientemente de lo bueno que seas. Pero ahora ya nos hemos acostumbrado, porque llevamos varios años jugando en estadios neutrales. Confiamos en que nuestros resultados en los próximos clasificatorios sean mejores”. El deporte rey sirve para unir al pueblo libio, ilusionado por ver triunfar a su selección. “La difícil situación por la que atraviesa Libia no ha hecho más que aumentar las ganas de fútbol de la gente”, afirma Al Harash. “La liga nacional lleva un año y medio parada, y la selección es la única válvula de escape de nuestros compatriotas. Por eso tenemos que dar lo mejor de nosotros mismos: para hacer feliz a nuestra gente y ayudarles a olvidar la difícil situación que están viviendo”.
Libya's player Zakaria Al Harash
 

Todo un trotamundos a pesar de su juventud

Al Harash, que todavía no ha cumplido los 22 años, ya ha jugado en equipos de cuatro países distintos, ha debutado con la selección A de Libia —compuesta únicamente por futbolistas afincados en el país— y fue convocado también por la selección absoluta. “Empecé en Alahli Almusrati, donde inicié mi carrera como futbolista en las categorías inferiores, y después me fui a Al Ahli Trípoli. Allí jugué también en las categorías inferiores y, posteriormente, di el salto al primer equipo con 18 años”, cuenta el futbolista del CS Constantine. “A continuación, me convocó la selección A de Libia, con la que disputé el Campeonato Africano de Naciones en Marruecos”. “Después, salí cedido a Montenegro, donde jugué una temporada, antes de fichar por el Ittihad Tánger. Mi experiencia en Montenegro fue positiva, pero no así la del Ittihad Tanger. El club cambió repetidamente de entrenador, y eso afectó a mi rendimiento. Ahora juego en el CS Constantine argelino, donde me están yendo muy bien las cosas”. Tras su buena experiencia con la selección A y su participación en el Campeonato Africano de Naciones de Marruecos 2018, Al Harash fue convocado por primera vez por la selección absoluta en octubre del año pasado. “Faouzi Benzarti fue el primero en llevarme. Akram Al Hamali formaba parte de su cuerpo técnico. Fue un gran honor para mí y me gustó mucho jugar con la selección los últimos partidos contra Túnez y Tanzania”.
Libya's player Zakaria Al Harash
 

Un grupo difícil

El sorteo de la fase de clasificación de la CAF para Catar 2022 encuadró a Libia en el Grupo F junto con Gabón, Angola y Egipto, selección que participó en la Copa Mundial de la FIFA Rusia 2018™. “Nuestros tres rivales, pero Egipto especialmente, son selecciones muy potentes y reconocidas a nivel continental. La competencia será feroz, pero Libia estará preparada para estos partidos y conseguirá buenos resultados”, apunta Al Harash. Además, el internacional añadió que está deseando contar con minutos de juego y medirse a algunas de las grandes figuras del grupo. “Sería fantástico jugar contra Mohamed Salah y Pierre-Emerick Aubameyang. No obstante, en la cancha no importan los nombres. Yo aportaré mi granito de arena en los partidos contra ellos, así como contra el resto de selecciones. Debemos rendir para obtener resultados positivos para el equipo”.

Sueños mundialistas

Por supuesto, cualquier jugador aspira a participar en una Copa Mundial de la FIFA. Y todos los futbolistas tienen derecho a soñar, sobre todo en África, donde muchas selecciones —como Angola y Togo en 2006— han hecho historia clasificándose contra todo pronóstico. “Todos los libios sueñan con que algún día su país juegue un Mundial. Nunca nos hemos clasificado para este torneo, pero esta vez tenemos mucha ambición pese a estar en un grupo complicado. En el fútbol no hay nada imposible. Si nos clasificamos para Catar 2022, cumpliremos un sueño que el pueblo libio lleva esperando muchos años”.
Preliminary qualifying draw (CAF)
This part (photo) - originally present in the story - has been removed from the main language story (ar-sa).

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *