Taffarel: «Era una delicia ver a Maradona»
Taffarel habla de Diego Armando Maradona, Lionel Messi y Neymar El ex arquero brasileño da su opinión sobre los mejores porteros del mundo Pone por las nubes a Gheorghe Hagi y a la afición del Galatasaray “Taffarel estuvo espléndido contra el Arsenal, pero da la impresión de que, para que su equipo tenga alguna opción […]
  • Taffarel habla de Diego Armando Maradona, Lionel Messi y Neymar
  • El ex arquero brasileño da su opinión sobre los mejores porteros del mundo
  • Pone por las nubes a Gheorghe Hagi y a la afición del Galatasaray
“Taffarel estuvo espléndido contra el Arsenal, pero da la impresión de que, para que su equipo tenga alguna opción aquí, [el brasileño] va a tener que jugar el partido de su vida”. El Real Madrid venía de endosar sendas derrotas por 3-0 al Barcelona en La Liga española y al Valencia en la final de la Liga de Campeones de la UEFA. El comentarista televisivo inglés Trevor Brooking pensaba, como la mayoría de la gente, que Taffarel recogería el balón del fondo de su portería en repetidas ocasiones durante la Supercopa de Europa tras afrontar los ataques de Raúl, Luis Figo y compañía. Hace exactamente 20 años, sin embargo, el veterano portero estuvo infalible, Jardel batió por dos veces a un Iker Casillas que tenía 19 años, y el Gala completó un insospechado doblete continental. En la primera parte de nuestra entrevista con el ganador de la Copa Mundial de la FIFA Estados Unidos 1994™, y actual entrenador de porteros del Galatasaray y la selección de Brasil, Taffarel habla de sus días de gloria en tierras turcas, de su etapa en el Parma, de la final de la Liga de Campeones de la UEFA del pasado fin de semana y de Neymar, al tiempo que indica a quién considera el mejor portero del mundo y quién es el mejor jugador que ha visto jamás.

De niño jugó al voleibol de forma competitiva. ¿Puede contarnos cómo se pasó al fútbol?

El voleibol fue mi primer deporte. Me encantaba y se me daba bien. Jugaba al voleibol casi todos los días. El fútbol era algo a lo que jugaba con amigos de vez en cuando; en un fin de semana si tenía la oportunidad. Si hubiese habido una posibilidad de jugar [al voleibol] profesionalmente, me habría encantado, pero el fútbol era una carrera más factible. Viéndolo en retrospectiva, me alegro de que no tuviese la oportunidad de jugar al voleibol profesionalmente, porque con 1,82 metros, podría haber llegado muy lejos (risas). Empecé a jugar al fútbol en serio cuando tenía 18 años. Hice una prueba con el Internacional y la pasé. Era una edad súper avanzada para empezar, y tuve que aprender muchísimo y muy deprisa, pero fui muy afortunado por contar con un excelente entrenador de porteros: el paraguayo Benítez. Él me lo enseñó todo. Creo que jugar al voleibol me ayudó (mis reflejos, la colocación), pero mi carrera le debe mucho a Benítez, porque empezar con 18 años y llegar lejos era un auténtico reto.

Fue el primer guardameta extranjero en jugar en la primera división italiana. ¿Cómo se sintió al respecto?

Estaba muy contento y muy orgulloso. En primer lugar, porque Italia es el país de los guardametas; tiene muchísimos grandes porteros. En segundo lugar, porque cada equipo solamente podía tener tres extranjeros, por lo que tuvieron que ser realmente selectivos. Fui junto al sueco Tomas Brolin y el belga Georges Grun, dos magníficos jugadores. Así que para mí fue plenamente satisfactorio; un sueño increíble. Estar en el Parma fue una época estupenda, pero al cabo de un par de años ficharon a [Faustino] Asprilla. Era rápido, hábil, un goleador... Otro magnífico jugador, pero ocupó mi lugar porque sólo se podía alinear a tres extranjeros. Fue un fichaje excelente para el Parma, pero malo para mí personalmente.

También estuvo en el Galatasaray durante una época memorable en la historia del club. El Arsenal era el gran favorito en la final de la Copa de la UEFA de 2000, pero su épica actuación ayudó al Galatasaray a imponerse en los penales. ¿Cómo lo recuerda?

Recuerdo todos los detalles. Teníamos un gran equipo. Todos los jugadores eran realmente buenos, y teníamos un buen entrenador. Nuestros extranjeros eran excelentes: Hagi era Hagi, y también teníamos a [Gica] Popescu y al brasileño Capone. El Arsenal era una gran potencia en Europa, pero acudimos a ese encuentro con mucha confianza y sin miedo. Si hubiésemos salido al campo atemorizados, Bergkamp, Henry, Petit, Vieira, Overmars y Kanu nos habrían hecho pedazos. Lógicamente, nos presionaron mucho, pero nosotros defendimos muy bien, tuvimos nuestros momentos y, cuando el partido fue a los penales, gracias a Dios, ganamos. Fue un triunfo que pasó a la historia del Galatasaray. Y nos lo merecimos. No fue un partido en el que el Arsenal jugase mal. Ellos intentaron todo lo que pudieron, no pudieron superarnos, y nosotros jugamos bien. Es algo de lo que los jugadores y los hinchas del Galatasaray estamos muy orgullosos.

Y luego, el equipo sorprendió al Real Madrid por 2-1 en la Supercopa de Europa…

Era el Real Madrid, uno de los clubes más grandes del mundo, lleno de superestrellas. Pero lo que sentíamos era: ‘Salgamos y castiguémosles’; 11 contra 11, una sede neutral en Mónaco... Creo que fuimos mucho mejores que el Real Madrid ese día y, lógicamente, fue una sensación magnífica haber vencido a un equipo tan grande de la forma que lo hicimos.

Ha mencionado a Hagi. ¿Qué le parecía el rumano?

Un jugador espléndido; alguien que merece de veras que lo sitúen entre los jugadores más grandes de la historia. Nunca he visto a ningún jugador disparar como él; la precisión, la potencia... Su visión de juego y sus pases estaban a otro nivel. Escribió una historia realmente bonita en el Galatasaray, al igual que lo hizo en otros clubes. Significaba mucho para nosotros los jugadores; fue fundamental para nuestro éxito, y creo que los aficionados lo consideran uno de los mejores jugadores que ha jugado en el Galatasaray.

¿Cómo eran los hinchas del Galatasaray?

Fantásticos. Absolutamente fantásticos. Marcan la diferencia de forma tremenda. Cuando el equipo los necesita, siempre están aportándole motivación. Cuando juegas fuera, siempre están ahí contigo. Tienes que verlo para creerlo; no parece que estés jugando fuera de casa. Nunca olvidaré un partido a domicilio en Dortmund en la Copa de la UEFA. Todo el mundo sabe que los hinchas del Borussia Dortmund son fogosos, ¡pero había más aficionados del Galatasaray que del Dortmund! Los jugadores pudimos ver más rojo que amarillo [en las gradas]; fue increíble, eso te inspira un montón. ¡Y puedes oírlos en todo momento!

Hablando de fútbol europeo, ¿qué le pareció la final entre París Saint-Germain y Bayern de Múnich?

Creo que los dos mejores equipos llegaron a la final. El París vino muy bien preparado, pero pienso que el Bayern tenía algo más en cuanto a su juego y su sistema. Animé mucho al París por los brasileños que juegan allí. Quería de veras que Neymar ganase esta Liga de Campeones y, como consecuencia, el The Best. Pero es un solo día. Confío plenamente que en el futuro pueda ganar este premio y ser considerado el mejor jugador del mundo. En todo caso, me pareció un buen partido de fútbol, bien planeado y bien jugado. No fue fácil para ninguno de los dos, pero el Bayern aprovechó su oportunidad y fue un merecido vencedor.

¿Qué le parece Neymar?

Un grandísimo jugador. Juega al fútbol de una forma preciosa. Es un regateador increíble, fabrica goles, marca golazos... Es muy importante para nosotros. Confiamos en que pueda estar a su máximo nivel y ayudar a Brasil a ganar otro Mundial. Es una superestrella.

¿Quién cree que es el mejor portero del mundo ahora mismo?

Es Alisson. La propia FIFA le dio el premio [The Best al Guardameta de la FIFA]. Y fue plenamente merecido. Tiene una técnica impecable, es un portero que rinde en los momentos importantes, viene jugando realmente bien y ayudando a su equipo a obtener buenos resultados. Es su momento. Después de Alisson, creo que hay muchos magníficos guardametas: Ederson, [Marc-André] Ter Stegen, [Thibaut] Courtois, a quien tengo en muy alta estima, [Jan] Oblak...

¿Quién es el mejor jugador que ha visto en su vida?

Maradona. Soy un gran admirador de Maradona. Su forma de jugar era un verdadero placer para la vista; la manera en que luchaba por su equipo en la cancha, su increíble técnica... A sus compañeros les encantaba jugar junto a él. Recuerdo que Careca hablaba maravillas de él.

¿Cree que era mejor que Lionel Messi?

Si dices algo contra Messi, necesitas hacértelo mirar. Fíjate en lo que hace en el Barcelona. Sus estadísticas son asombrosas. Es un fenómeno. Pero no me gusta hacer comparaciones. Ambos tuvieron su propio momento. Maradona era el mejor y ahora, sin lugar a dudas, Messi es el mejor del mundo. Messi y Cristiano Ronaldo llevan años estando a otro nivel. Juegan en una época diferente y el fútbol ha cambiado, pero era una delicia ver a Maradona.
FIFA.com publicará una segunda parte de la entrevista con Taffarel el próximo martes, centrada en Brasil y sus experiencias con la Seleção, entre otros temas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *