Mexer, experiencia al servicio de Mozambique 02 sep. 2020
Mexer es uno de los pilares de la selección mozambiqueña Es de los pocos integrantes actuales de los Mambas que han disputado la CAN El zaguero también atesora una gran experiencia en el fútbol francés Ya han pasado diez años desde la última participación de Mozambique en la Copa Africana de Naciones de la CAF (CAN). Por […]
  • Mexer es uno de los pilares de la selección mozambiqueña
  • Es de los pocos integrantes actuales de los Mambas que han disputado la CAN
  • El zaguero también atesora una gran experiencia en el fútbol francés
Ya han pasado diez años desde la última participación de Mozambique en la Copa Africana de Naciones de la CAF (CAN). Por aquel entonces, la fase previa del torneo continental servía también de competición preliminar para la Copa Mundial de la FIFA Sudáfrica 2010™. Los Mambas quedaron fuera de la gran cita mundialista, pero sorprendieron al plantar cara a Nigeria y Túnez. De ese modo, pudieron consolarse sellando su pasaporte para la CAN, tras doce años de travesía por el desierto. Fue una verdadera gesta, que llevaba la impronta de la leyenda del fútbol mozambiqueño Manuel José Luís Bucuane, más conocido como Tico-Tico. Sin embargo, a la sombra del máximo goleador de la historia de los Mambas, un joven talento nacido en Maputo en 1988 ya prometía en la defensa: Edson André Sitoe, apodado Mexer (“El inquieto”). Pasaría a ser uno de los pilares de la selección, y es uno de los pocos integrantes del plantel actual que contribuyó a escribir ese episodio histórico. “Después de vivir aquellos buenos momentos, es una verdadera pena haber pasado este decenio sin disfrutar de nuevo de una clasificación”, confiesa el zaguero a FIFA.com. “Hemos atravesado dificultades, pero ahora existen motivos para contemplar el futuro de la selección con optimismo: como entonces, sobre todo hay afán por conseguirlo y un grupo de jóvenes que rebosan calidad, y que tienen la ventaja de competir en Europa, especialmente en Portugal”.
Mexer in action for Bordeaux
© imago images

Feliz en Francia e idolatrado en Mozambique

Como en 2010, el combinado nacional cuenta con un jugador que ha ascendido a la categoría de ídolo: el propio Mexer. Y si bien Tico-Tico brillaba sobre todo en la selección, este defensa central que suma 50 internacionalidades (3 goles) goza de un particular respeto por haber conseguido triunfar en los torneos de clubes europeos, la gran meta de todo joven futbolista mozambiqueño. Después de demostrar su valía en la liga portuguesa, en las filas de SC Olhanense y CD Nacional, Mexer se decidió a probar suerte en Francia, y los éxitos le han acompañado, primero en el Rennes, con el que ganó la Copa de Francia de 2019, y desde la temporada pasada en el Burdeos. “Ya llevo seis años en Francia y me siento muy bien, tanto en la liga como en el país”, confirma en un francés con acento portugués. “Y si la experiencia que puedo adquirir en Europa resulta útil a Mozambique, miel sobre hojuelas. Eso es lo que le falta a nuestra selección. Es evidente que jugar en Europa genera unas expectativas especiales entre los hinchas mozambiqueños, pero en ese aspecto lo que yo noto es más apoyo que presión. Me siento muy respetado”. Y todo apunta a que es algo merecido. Dentro de la cancha, Mexer es un jugador corpulento (mide 1,86 m), rápido y agresivo. Fuera del terreno de juego, en cambio, se transforma en una persona afable, a la que puede la emoción cuando habla de su país. “Para mí Mozambique significa mucho. Muchísimo”, recalca. “Y sigo sintiendo la misma emoción cada vez que juego con la selección. Es algo especial e inmenso”, señala.

Rumbo a Camerún sin renunciar a soñar con Catar

Y el momento es apropiado, puesto que los partidos de selecciones vuelven a perfilarse en el horizonte tras el parón provocado por la COVID-19 en todo el planeta. Los próximos compromisos corresponden a la fase previa de la CAN 2022 y la competición preliminar de Catar 2022, que en esta ocasión son dos campañas clasificatorias distintas. Mozambique las empezó de forma inmejorable, con sendas victorias sobre Ruanda (2-0) y Mauricio (2-0 en el conjunto de los dos partidos). “No hay que llevarse a engaños: el objetivo de llegar al Mundial parece un poco alto para nuestro país, aunque llevamos en el ADN darlo todo y creer en él. ¡Nunca se sabe!”, exclama Mexer acerca de sus próximos retos rumbo a Catar 2022. Los Mambas se medirán con Camerún, Costa de Marfil y Malaui en la fase de grupos. No obstante, el defensor sí considera a su alcance la clasificación para la CAN. Mozambique ocupa actualmente la primera posición de una liguilla en la que también figuran Camerún, Cabo Verde y Ruanda. “Hay que conseguirlo, es una obligación. Ya nos perdimos demasiadas Copas Africanas en los últimos años. Pero me da la impresión de que las cosas están cambiando. Tengo grandes esperanzas”. Nos habla la voz de la experiencia.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *