Suelos del Valle, con óptimas condiciones físicas y químicas
El proyecto, desarrollado durante tres años, fue realizado por la Universidad Nacional de Colombia (UNAL) Sede Palmira y la Corporación Autónoma Regional del Valle del Cauca (CVC), a través de un convenio interinstitucional que abarcó el estudio de 14 cuencas hidrográficas (619 sitios) relacionadas con los sectores agrícola, porcícola, avícola e industrial. Este trabajo se […]

El proyecto, desarrollado durante tres años, fue realizado por la Universidad Nacional de Colombia (UNAL) Sede Palmira y la Corporación Autónoma Regional del Valle del Cauca (CVC), a través de un convenio interinstitucional que abarcó el estudio de 14 cuencas hidrográficas (619 sitios) relacionadas con los sectores agrícola, porcícola, avícola e industrial.

Este trabajo se constituye en una herramienta para que la autoridad ambiental genere alternativas de prevención y protección en la región vallecaucana.

Así lo dieron a conocer Germán Rueda Saa, profesor de la UNAL Sede Palmira y director del proyecto, y Liseth Amparo González, ingeniera ambiental también de la Institución. Ambos trabajaron con el profesor Juan Carlos Menjivar y un equipo de profesionales en la “evaluación de la calidad de suelos en áreas priorizadas asociadas con sectores productivos en zona de piedemonte y zona plana”, que consistió en el análisis físicoquímico estos suelos.

Inicialmente se priorizaron áreas mediante un geoprocesamiento de la información cartográfica de la CVC y se actualizaron por medio de imágenes satelitales de alta resolución, a través de la plataforma Glovis, del Servicio Geológico de los Estados Unidos (USGS), clasificadas y validadas por medio de los geovisores de Google Earth y Bing Maps. Después de generar los mapas finales, con los sitios priorizados, se aplicó el software libre SAS Planet y se establecieron las rutas de muestreo.

La extracción, preservación y empaque de las muestras en los 619 sitios se realizó según lo establecido en las Normas Técnicas Colombianas 4113, que definen los procedimientos de muestreo para los diversos propósitos de investigación del suelo.

Análisis físicoquímico

Los resultados del estudio permitieron establecer que, en general, la mayoría de las variables físicas y químicas no presentan alteración, según la escala de interpretación del Instituto Colombiano Agropecuario. Se encontraron valores de pH cercanos al neutro, contenidos de materia orgánica variable y conductividad eléctrica baja.

Por otro lado, se determinó una capacidad media de intercambio catiónico, propiedad física del suelo que influye en el almacenamiento de nutrientes para las plantas y retención de contaminantes, entre otros aspectos. Esto favorece una menor lixiviación de diferentes agroquímicos y plaguicidas aplicados al suelo.

En relación con los microelementos –fósforo, hierro, zinc, cobre y boro–, se encontraron concentraciones medias, por lo cual es necesario incorporar estos en dosis bajas. En cuanto a las propiedades físicas, en algunos suelos la conductividad del agua y la porosidad se identificaron como bajas, lo cual puede causar problemas de drenaje y compactación del suelo.

El alcance del estudio incluyó la caracterización de los contenidos totales de metales pesados en el suelo (cadmio, cromo, níquel, cobalto, plomo, mercurio y arsénico) que, en la mayoría de los sitios evaluados, estuvieron por debajo de los valores de interés ambiental. Estos elementos traza pueden ser de origen natural (fondo geoquímico) o se pueden incorporar al suelo en bajas cantidades, ya sea por medio de la aplicación de agroquímicos y plaguicidas o por las emisiones atmosféricas de diferentes fuentes al aire.

Para interpretar los niveles de elementos traza en el suelo se utilizaron los parámetros propuestos por la Consejería del Medio Ambiente de la Junta de Andalucía (España) –la cual establece umbrales para la protección del suelo– teniendo en cuenta que en Colombia no se han desarrollado valores de referencia para suelos agrícolas.

La importancia de esta investigación radica especialmente en su alcance regional, ya que permitió caracterizar el estado actual de las propiedades físicas, químicas y los contenidos totales de metales pesados en suelos que están sometidos a diferentes prácticas agrícolas y pecuarias en 14 cuencas hidrográficas del Valle.

Como lo menciona el profesor Rueda, sin duda los resultados de la investigación contribuyen a que la autoridad ambiental del Valle del Cauca proponga, hacia el futuro, alternativas orientadas a la gestión sostenible del suelo en los diferentes sectores agrícolas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *