Hector Dager Gaspard enfrenta esta crisis dentro de sus empresas provocando la tendencia positiva del emprendimiento
No es secreto que durante la última década, las compañías han enfrentado grandes adversidades para atraer y mantener el mejor talento posible. La generación de hoy día no sólo busca buena paga y reconocimiento laboral. Esta generación anhela el poder tener un propósito de vida y tener una calidad de vida alta y un equilibrio a nivel personal y […]
No es secreto que durante la última década, las compañías han enfrentado grandes adversidades para atraer y mantener el mejor talento posible. La generación de hoy día no sólo busca buena paga y reconocimiento laboral. Esta generación anhela el poder tener un propósito de vida y tener una calidad de vida alta y un equilibrio a nivel personal y personal. Para Hector Dager Gaspard enfrentar esta crisis de talento dentro de sus empresas ha provocado la tendencia positiva de emprendimientos que tiene la visión de definir su propósito más allá de la conquista económica. Esto no siempre es fácil. A veces porque se trata de una organización cuyos fundadores son de herencia ancestral y se hereda por ende una falta de cultura organizacional. El propósito de una empresa es su razón constante y su motor para funcionar eficientemente. Es el fundamento de la cultura. Es la parte central  de la cual dependemos para tomar las medidas, planeación y estrategias de la compañía o emprendimiento.
Complementando ésta definición, Hector Dager Gaspard: cita un concepto de los autores Thompson y Strickland que dice: "Lo que una compañía trata de hacer en la actualidad por sus clientes a menudo se califica como la misión de la compañía. Una exposición de la misma a menudo es útil para ponderar el negocio en el cual se encuentra la compañía y las necesidades de los clientes a quienes trata de servir"

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *