Sistema de evaluación post Covid-19 en España
Para comprender cuál será el sistema de evaluación que emplearán las instituciones educativas en España en los próximos meses, hay que atender a lo dispuesto en la Orden EFP/365/2020, de 22 de abril. En ella se establecen el marco y las directrices de actuación para el inicio del curso 2020-2021. Las disposiciones dictadas por el Gobierno, ante […]

Para comprender cuál será el sistema de evaluación que emplearán las instituciones educativas en España en los próximos meses, hay que atender a lo dispuesto en la Orden EFP/365/2020, de 22 de abril. En ella se establecen el marco y las directrices de actuación para el inicio del curso 2020-2021.

Sistema de evaluación post Covid-19 en España

Las disposiciones dictadas por el Gobierno, ante la situación de crisis ocasionada por el COVID-19, afectan a centros de enseñanza y formación profesional y contienen indicaciones encaminadas a cuidar y proteger a las personas, adaptando la actividad lectiva a las circunstancias.

Se ha buscado mantener la duración del curso escolar, pero aplicando medidas de flexibilidad, que incluyen al sistema de evaluación, pero también a la programación, promoción y titulación.

¿Qué caracteriza al sistema de evaluación del curso 2020-21 en España?

Educación Primaria, Secundaria, Bachillerato y Universidades verán que se introducen cambios en su rutina que pueden afectar a la dinámica de las clases, su organización, el programa de estudios o incluso el sistema de evaluación. Entre los ajustes más significativos destacan los siguientes:

1. Nuevas medidas. Según lo dispuesto en el Real Decreto-ley 31/ 2020 de 29 de septiembre, se autoriza a los órganos administrativos de las entidades educativas a modificar los criterios de evaluación previstos para cada curso, y en su caso materia. Se entiende que, en función de las circunstancias puede ser preciso “valorar especialmente los aprendizajes más relevantes e imprescindibles para la continuidad del proceso educativo y la capacidad del alumnado para aprender por sí mismo, para trabajar en equipo y aplicar los métodos de investigación apropiados”. También se da potestad a los centros para modificar, de manera excepcional los criterios de promoción en todos los cursos de Educación Primaria, y de Educación Secundaria Obligatoria, así como en la correspondiente promoción de primero a segundo de Bachillerato. A todo ello hay que sumar dos novedades: la repetición se considerará una medida de carácter excepcional y se suprimirán las evaluaciones de final de etapa previstas en los artículos 21 y 29 de la Ley Orgánica 2/2006, de 3 de mayo, de Educación, a partir del curso 2020-2021, y con vigencia indefinida; tanto en la Educación Primaria, como en la Educación Secundaria Obligatoria, pese a lo dispuesto en la Ley Orgánica 2/2006, de 3 de mayo, y el Real Decreto-ley 5/2016, de 9 de diciembre.

2. Adaptación del sistema de evaluación en la universidad. En los estudios a nivel universitario, las instituciones deberán aplicar las medidas exigidas por la Administración Pública y, además, tendrán que adaptar los sistemas de evaluación en todas las titulaciones, sin que ello las excluya mantener la calidad de las modalidades de enseñanza elegidas; algo que de las Agencias de Evaluación competentes en cada caso deberán acreditar.

La web del Ministerio de Educación publicaba hace unos meses que, “ante la crisis sanitaria, y mientras no cambien las medidas aprobadas de confinamiento actualmente aprobadas, obliga a transformar la evaluación presencial actual en un sistema de evaluación no presencial, fundamentalmente”.

Quienes deseen permanecer actualizados acerca del sistema evaluación o otros aspecto de interés para sus estudios pueden consultar las informaciones publicadas en la web del Ministerio de Educación y Formación Profesional o el pdf con el programa de estrategias de respuesta respecto a los exámenes y evaluaciones que publica la UNESCO.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *