La pieza definitiva que necesitan las empresas en su arquitectura de datos
Ciencia, arte, minería, petróleo del siglo XXI, el oro de las empresas… Los datos se están convirtiendo en la obsesión de miles de compañías en todo el mundo, pero todo este empeño no se está traduciendo exactamente en un retorno de la inversión. A menudo, esta disonancia entre datos y negocio tiene que ver precisamente […]

Ciencia, arte, minería, petróleo del siglo XXI, el oro de las empresas… Los datos se están convirtiendo en la obsesión de miles de compañías en todo el mundo, pero todo este empeño no se está traduciendo exactamente en un retorno de la inversión. A menudo, esta disonancia entre datos y negocio tiene que ver precisamente con dos áreas que han vivido tradicionalmente en mundos paralelos y que precisan con urgencia de profesionales que pongan a hablar ambas esferas. Es de hecho, la pieza que falta hoy en las empresas: profesionales que les ayuden a dar el salto hacia el verdadero valor comercial. 

La información es poder, pero el exceso de información puede sepultar a una organización. Según los últimos informes del mercado, sólo el 33% de las compañías a nivel mundial consiguen ventajas competitivas gracias a su estructura de datos. Los sospechosos habituales se llevan la palma: Netflix, Amazon, Coca-Cola, empresas que están consiguiendo crear verdadera alquimia de los datos. Por lo tanto... ¿Qué les falta al resto de las empresas? 

Una arquitectura de datos sólida que traduzca información en negocio

Las compañías hoy necesitan cambiar su visión del dato. Conseguir que toda su estructura se ponga a trabajar al servicio de la compañía convirtiendo esa información en negocio. Y para ello, han de diseñar una arquitectura que responda a las necesidades de negocio de la compañía. Siempre teniendo en cuenta, y aquí van a necesitar también otro tipo de perfiles especializados, la tecnología que ha de sujetar dicha estructura. De nuevo, una visión del dato que ha de conectar dos mundos: datos y ventas, tecnología y negocio.

Bajo este nuevo paradigma, el mercado está ya a la caza de nuevo talento digital, es decir, perfiles con habilidades y conocimiento en dos dimensiones que están obligadas a entenderse. Hoy se demandan especialistas en Big Data, una tendencia que sigue al alza, y otros perfiles como científicos e ingenieros de datos, analistas o programadores de Phyton, entre otros muchos perfiles relacionados con este área. 

Hablando de datos, uno nítido para explicar la tendencia: el Chief Data Officer (CDO) fue la profesión más buscada en 2019. Y en 2021 la demanda de Data Scientists crecerá un 52%, según recientes estudios. Las buenas noticias para estos profesionales siguen en forma de salarios. Y es que, según ISDI, la primera escuela nativa digital, los ingresos de estos especialistas siguen aumentando año tras año. De acuerdo con el Mapa de Profesiones Digitales elaborado por esta escuela de negocios líder a nivel global, un Business Intelligence Analyst ingresa en España hasta 50.000 euros anuales mientras que un Data Scientist o un Data Engineer se mueven en una horquilla entre los 46.000 y los 72.000 euros. Si nos fijamos en el mercado americano, de acuerdo con Pay Scale, un Big Data Officer podría ganar entre 126.000 y 310.000 dólares, mientras que los Analistas de Datos se acercan a los 80.000 dólares al año.

Master Data Analytics, la formación clave para dar el salto a este área de alta demanda

Para dar respuesta a uno de los mayores desafíos que se encuentran hoy las empresas, ISDI ha creado el Master Data Analytics (MDA), un programa que evoluciona cada año acercándose a la realidad del negocio, con un enfoque eminentemente práctico y en el que el alumno aprende de la mano de los más destacados expertos en activo que lideran el área de datos en las principales empresas digitales. 

Con un 83% de empleabilidad, se erige entre la oferta del mercado como el máster perfecto para cualquier profesional que busque aprender a hablar el idioma de los datos y sus principales aplicaciones en las empresas, así como aplicar la tecnología de datos ideal para cada necesidad.

Fernando Carmona, Data Scientist al The Heineken Company y alumno del MDA, explica cómo su paso por ISDI le ha impulsado en su carrera: “Mi objetivo era hacer innovación que repercutiese directamente en negocio o en la sociedad y ahí fue cuando tuve claro que el mundo del Big Data, el mundo del dato, era algo donde un perfil como el mío, podía tener unas capacidades muy importantes”.

Gracias al máster, distintos profesionales y alumnos profundizan en proyectos data-driven mediante la gestión de equipos multidisciplinares. Por su naturaleza - es un programa de 9 meses en el que se aprende de expertos de una manera práctica- los resultados son inmejorables, de acuerdo con Natalia Gómez, Buyer at Roberto Verino y ex alumna del MDA: “La experiencia en el MDA ha sido increíble, aprendes muchísimos conocimientos en muy poco tiempo”.

Tras 7 ediciones con éxito en Madrid, el programa aterriza en Barcelona con novedades que llamarán la atención de cualquier profesional interesado en este área: el refuerzo del contenido de Python, un lenguaje de programación que se está imponiendo en el análisis de datos, o incorporación de Power BI, –herramienta para analizar e interactuar con una cantidad masiva de datos–, entre muchas otras mejoras.

Si existe una clave hoy en la nueva era digital es el grado de empleabilidad que tienen estas formaciones, y el Master Data Analytics es de nuevo punta de lanza entre todos los masters existentes, gracias a un ratio de ‘employability’ del 83%, lo que significa que más del 90 por ciento de los alumnos trabaja en un puesto relacionado con la formación en el plazo de seis meses tras la resolución del máster. 

Hablamos de perfiles con un set de habilidades y conocimientos irresistibles para las empresas, una apuesta segura para el futuro de cualquier empresa y para su propio futuro laboral. Así lo asegura Miguel Rodríguez Bueno, Account Manager- Large Customer Sales en Google, tras realizar este master: “Decidí estudiar en ISDI porque quería dar un salto en mi carrera profesional y aumentar mis conocimientos en el mundo del dato y de la analítica digital, además valoré el tipo de formación que ISDI me ofrecía, como también el profesorado, puesto que utilizan los métodos más innovadores”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *