Los regantes quieren más agua después de ‘Filomena’
Además, consideran que este aumento de la capacidad de regulación contribuiría también a luchar contra los efectos más adversos del cambio climático. "Algunas obras pendientes contempladas en los planes hidrológicos ayudarían a mitigar las consecuencias de los efectos meteorológicos más adversos, como el temporal Filomena. Por ello, solicitamos un impulso al cumplimiento de los programas de […]

Además, consideran que este aumento de la capacidad de regulación contribuiría también a luchar contra los efectos más adversos del cambio climático. "Algunas obras pendientes contempladas en los planes hidrológicos ayudarían a mitigar las consecuencias de los efectos meteorológicos más adversos, como el temporal Filomena.

Por ello, solicitamos un impulso al cumplimiento de los programas de medidas comprometidas con los regadíos para ahorrar agua y facilitar el acuerdo del regadío español al nuevo ciclo de planificación", ha manifestado el presidente de Fenacore, Andrés del Campo. Los regantes insisten de nuevo en la importancia de llevar adelante las obras de regulación en los embalses y de la limpieza de los cauces de los ríos para paliar los efectos más dramáticos de este tipo de temporales, que provocará crecidas inesperadas en los sistemas fluviales, así como construir presas, embalses y trasvases para prevenir los efectos negativos de las lluvias torrenciales.

Por ello, reiteran su opinión de que es urgente sacar adelante un nuevo Plan Hidrológico Nacional, que contribuiría a evitar desbordamientos de ríos y convertir las lluvias torrenciales en recursos para las cuencas más deficitarias. No obstante, los regantes recuerdan que ya han reprochado al Gobierno que las medidas para atender las demandas de agua "apenas han recibido un 19% de la inversión prevista en los planes hidrológicos".

Ahora FENACORE vuelve a advertir de la necesidad de avanzar en la ejecución sostenible de obras de regulación para aumentar al menos en un 25 por ciento la capacidad de las reservas superficiales de agua, después de comprobar cómo el temporal ha causado un sinfín de destrozos en los cultivos de los agricultores.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *